CONTACTO

CONTACTO

  • Leandro Merlo

LAS JUBILACIONES PUEDEN EMBARGARSE POR ALIMENTOS DEBIDOS A LOS NIETOS



Nuestro Código Civil y Comercial de la Nación, permite el reclamo de alimentos conjunto a los ascendientes del progenitor obligado, generalmente, los abuelos del alimentado.

En tal sentido, los alimentos a los ascendientes pueden ser reclamados en el mismo proceso en que se demanda a los progenitores o en proceso diverso. Además de lo previsto en el título del parentesco, debe acreditarse verosímilmente las dificultades del actor para percibir los alimentos del progenitor obligado. (Art. 668)

La posibilidad de reclamo conjunto contra los abuelos tiene como antecedente numerosos fallos en los cuales se solían flexibilizar los requisitos de fondo y procesales en virtud del interés superior del menor acreedor de dicha obligación.

Coinciden en esta particular situación de demanda conjunta, tres intereses distintos para la fijación de la cuota: los del principal obligado, los del progenitor reclamante en representación de su hijo menor, y los de los abuelos de éste.

En los antecedentes compulsados se han considerado varios aspectos:

1) La imposibilidad o dificultad en el cumplimiento de la cuota alimentaria por parte del obligado principal.

La insolvencia del principal obligado (progenitor) o sus incumplimientos parciales o totales, son tenidos en cuenta para condenar al pago de la cuota a los abuelos.

2) No importa si el progenitor que inicia el juicio tiene bienes o ingresos

No es obstáculo para el reclamo que el progenitor accionante posea algunos bienes o ingresos suficientes para asistir a su hijo, ya que la obligación alimentaria en favor de los hijos es a cargo de ambos. Y la obligación alimentaria de los abuelos respecto sus nietos surge ante la imposibilidad de afrontarla por parte de uno de sus hijos.

2) Alcance de la cuota

Admitida la procedencia de la fijación de la cuota a cargo de los abuelos, su alcance dependerá de cada caso particular, oscilando desde el carácter solidario y concurrente hasta el subsidiario, o desde una cuota amplia o reducida a satisfacer las necesidades básicas de los menores.

Queda claro entonces que la interpretación efectuada por la jurisprudencia de la obligación alimentaria de los abuelos a favor de sus nietos menores de edad no es rígida, y en virtud de principios rectores como el interés superior del menor y la solidaridad familiar resulta viable la flexibilización de ciertos requisitos formales a fin que un reclamo apegado a ritualismos inconstitucionales tornen ilusoria la satisfacción de las necesidades de los menores beneficiarios de la cuota alimentaria.

(Puede ampliarse el tema en otro artículo de mi autoría: El Derecho Alimentario en el Código Civil y Comercial de la Nación Publicado en: Cuadernos de Cijuso, Nº 2, Año I; Diciembre de 2014. Pág. 21.)

Hecha esta introducción, corresponde analizar si las jubilaciones de los abuelos demandados pueden embargarse, ante la falta de otros bienes con los cuales responder al reclamo.

En principio, "El haber jubilatorio es inembargable sin importar el monto del mismo" pero la "única excepción que fija la ley es la de cuotas alimentarias y litis expensas." (Nuevo Banco de Santa Fe SA c/Ramirez, Jonatan Gabriel s/ odinario, Juzg. Civ. y Com. Rafaela 2ª Nom. - 16/02/2017, Cita digital: IUSJU016316E, Erreius Online)

Hecho este breve análisis, citamos dos fallos recientes que ordenan embargar las jubilaciones de los abuelos por cuotas alimentarias debidas a los nietos:

En un antecedente, "se fija una cuota alimentaria a favor del nieto menor a cargo de su abuelo paterno, en la suma equivalente al 15% de sus haberes jubilatorios mensuales exigible desde el día de la demanda, la que deberá ser retenida directamente por la ANSeS. Ello así, al concluirse que debía primar el interés superior del niño, que, en el caso, se identificaba con la necesidad de proveerle alimentos en defecto y por carencia de los que debiera suministrar su padre -acreditado que fuera la imposibilidad hasta el momento de notificarlo a fin de obtener de su parte el cumplimiento compulsivo de su obligación-, y sustentando su derecho humano básico alimentario reconocido por las normas supranacionales incorporadas a la Constitución Nacional". (O., M. S. c/S., J. s/alimentos Cám. Fam. Mendoza - 10/08/2017 Cita digital: IUSJU020046E, Erreius Online)

En otro fallo, se aclara que la obligación alimentaria de los abuelos a favor de sus nietos no ha perdido su subsidiariedad a partir de la vigencia del nuevo Código Civil y Comercial. Sin embargo, se puede reclamar directamente contra los abuelos, con el requisito de acreditar verosímilmente las dificultades o inconvenientes de percibir los alimentos del principal o principales obligados, que son los progenitores.

Así, se condenó a un abuelo a "abonar a su nieta una cuota definitiva de alimentos del treinta y cinco por ciento (35%) de lo que percibe como jubilado, con más obra social e incluyéndose sueldo anual complementario, en tanto se tiene por acreditado el incumplimiento por parte del progenitor, máxime cuando los alimentos a los ascendientes pueden ser reclamados en el mismo proceso en que se demanda a los progenitores o en proceso diverso: además de lo previsto en el título del parentesco, deberá acreditarse verosímilmente las dificultades del actor para percibir los alimentos del progenitor obligado." (Garro, Veronica C. en Representación de su Hija c/Guzman, Gregorio s/Alimentos (Litis Expensas)País:ArgentinaTribunal:Cámara Civil, Comercial, Minas y Laboral de San LuisFecha:15-12-2017Cita:IJ-XDII-54)

Este breve análisis ha tenido como finalidad resaltar que la obligación alimentaria de los abuelos respecto los nietos existe, se los puede demandar conjuntamente con el progenitor obligado, y pueden embargarse las jubilaciones que perciban, ante la falta de otros ingresos o bienes.

#Alimentos #Abuelos #Medidascautelares

4,543 vistas